¡ Y qué vivan los prosumer!

¡ Y qué vivan los prosumer!

En 1980 Alvin Toffler en su libro “La tercera ola” pronosticaba el futuro comportamiento de los consumidores en masa. Estos, a través de nuevos sistemas de comunicación, asumirían el papel de consumidores-productores. Y creaba así, el término “Prosumer”

.Prosumer o Prosumidor, es un acrónimo formado por la fusión original de las palabras en inglés producer (productor) y consumer (consumidor).

 

laspmmmm

 

En este caso, para explicarles más a fondo lo qué es un “PROSUMER” he decidido que lo mejor, será contarles una historia.

Corría el año 84 cuando Laura fue de compras con su madre, ella cuenta que recuerda como si fuera ayer como le llamaron la atención aquellas galletas. Era una caja muy colorida con una gran foto de las galletas en primer plano, parecían crujientes por fuera y blanditas por dentro, estaban llenas de chips de chocolate con leche y lo más importante; Le recordaban muchísimo a su abuela, imaginaba que aquellas galletas sabían tal y como las que hacían juntas. Además, su eslogan lo dejaba aún más claro, “Receta tradicional, como las de la abuela”.

La madre de Laura sabía exactamente lo que pasaba por la cabecita de su niña, a ella le había dado la misma impresión, así que, aunque eran un poco caras y la economía no era demasiado estable, decidieron darse un capricho y comprarlas, salieron muy ilusionadas de aquella tiendita, pero cuando llegaron a casa, todo se desvaneció. Al abrir las galletas comprobaron que eran pequeñas, secas, sin apenas rastro de chocolate, tan dulces que sólo sabían a azúcar y además escasas.

La decepción fue tan grande que Laura buscaba en la caja algún teléfono o dirección donde poder comunicarse con la marca, necesitaba una explicación a tanta publicidad engañosa y, además, quería contarle al resto del mundo que aquel paquete de galletas era una farsa enmascarada entre fotos y colores. Su madre sólo se limitó a dejarlas por ahí, diciendo mientras reía:

-Déjalo hija, crees que tenemos algo que decir, que nuestra opinión es importante o serviría de algo.

Así que Laura, sólo consiguió decírselo a su padre y a sus amigos del cole, como cuando compró aquel chicle de fresa que era maravilloso, aunque en aquel caso, la experiencia había sido de las buenas…

Y es que, en aquellos tiempos el panorama estaba muy limitado, eran las marcas y empresas las que tenían la voz cantante, solo ellas producían contenidos y en su mayoría eran muy parecidos al paquete de galletas de Laura. y el consumidor, sólo era tomado en cuenta para eso, para consumir, un receptor sin voz ni voto. No existía ningún tipo de comunicación entre empresa y consumidores y mucho menos existían los canales adecuados para que alguien expresara su opinión.

Ha llovido mucho desde aquello, ahora todo es diferente y la interacción que nos ofrece la web 2.0 nos permite comunicarnos a tiempo real mediante las redes sociales y otras herramientas como los foros. Los contenidos están al alcance de todos, de esta manera obtenemos información que nos ayuda a decidirnos, antes de adquirir un producto o servicio.

Y es que Laura, tiene claro que nada la va a callar. La relación entre empresa y cliente ahora es mucho más cercana, se ha generado una colaboración entre ellos y a raíz de esta, ahora los clientes o consumidores sí que tienen voz y las empresas han aprendido a escucharla. Laura tiene derecho, sabe de lo que habla, porque primero se informa, puede opinar bien o mal, y es parte importante de las marcas. Ella es una consumidora activa, ella es una productora de contenidos, ella es una Prosumer.

¿Y tú?

Hasta la próxima, besazos digitales persons-0182_large

@Nataliagoncal

Anuncios