Ubícate, Community. 

Ubícate, Community. 

Pretensioso es el Community Manager que se cree periodista, porque en ningún caso es así, ni aún teniendo formación para ambas, las funciones son bien distintas.

Vamos a ubicarnos. Sabemos muy bien, y si cabe alguna duda recurran a Infojobs, que está a la orden del día la oferta y la demanda del dos y hasta tres en uno, periodista-community manager-periodista-responsable de estrategia digital-product manager-social media manager… y un interminable combo -con permiso de mi gran maestra y periodista a la que admiro, Carmen Ruano, hago mía esta, “El esfuerzo inútil conduce a la melancolía”- 


 … y así hasta que la declaración de intenciones da claridad a este asunto que básicamente consiste en eliminar la figura del responsable de comunidad online o la del periodista o la del responsable de marketing, en definitiva, ahorrar en herramientas de trabajo, en profesionales y en recursos, eso sí, con las expectativas de ROI siempre por encima de la media óptima. Imagínense lo difícil que nos lo ponen cuando toca enfrentar a las marcas con la realidad, ese momento donde hay que explicar el conjunto de profesionales, recursos y herramientas que necesita ese proyecto que pretenden poner en marcha. Porque sí, para poner en marcha esa maravillosa ocurrencia y hasta magnífica idea que tiene la necesidad de la gestión de comunicación de la marcas, necesitamos hacerlo bien si lo que queremos es triunfar. Me toca el papel de mala, malísima de la historia, resistiré 

Las cosas claras, sin periodistas no tendremos información cualitativa y sin poner en valor la figura del “Community Manager” la noticia no llegará tan bien y mejor al público objetivo. En resumidas cuentas, si queremos calidad, tenemos que consumir material profesional y si sabemos hasta dónde, tendremos que utilizar los medios adecuados para llegar. 

La creatividad no la aportan las máquinas y una herramienta de publicación bien puede facilitar el trabajo e incluso “colocar” los contenidos, pero ¡ERROR!, esa no es nuestra única función y mucho menos la más importante. Para llegar al momento publicación hay un trabajo previo que es imprescindible. 

Cuando un Community Manager se enfrenta a ejecutar todo lo planeado entra al juego un paquete de emociones, de persona a personas, y sí, aunque en nombre de la marca, en las redes sociales no buscamos titulares sino frases empaticas que nos inviten a consumir tu contenido, que nos aporten respuestas, donde nos sintamos identificados, que lo digas en mi idioma y además donde te pueda escuchar, así y solamente así, personalizando, obtendrás el resultado, quiero más de ti porque me conoces, sabes lo que necesito y tienes lo que necesito; básicamente es lo que deseamos que respondan los usuarios ante nuestros mensajes, es posible, pero no inmediato, hay que hacerlo bien.

Ten presente que las redes sociales están aquí para quedarse, si no cargas de emoción lo que quieres comunicar, muy difícil lo tendrás,  y no consiste en dramatizar o sobreactuar, sino que seas capaz de adaptar “el gran titular” al lenguaje que entiende tu publico objetivo y además en “tu tono”, buscar los canales correctos y los elementos adecuados para llegar a esos objetivos que nos hemos marcado. Del contenido no debes preocuparte tanto, bueno, no debes preocuparte si has tomado la decisión correcta y estás en buenas manos, las de los profesionales… que también le pondrán pasión al asunto, así posiblemente lo lograrás. Maridaje digital, éxito a la vista. 

¿Y cómo lo conseguimos? 

Ubícate. Con un buen plan, para empezar. 

Yo, sigo en mis trece, hay que dignificar la profesión con el buen hacer. A ser posibles, todos ubicados.
Besos enormes ❤️ y haya paz 😄

Anuncios