El Spam, más allá de tu correo

El Spam, más allá de tu correo

ahoraa

En un principio se consideraba Spam al envío masivo de Correos electrónicos no solicitados. Utilizado por jackers, sectas, empresas mal aconsejadas… Con la finalidad de publicitarse, ganar dinero, estafarte, conseguir información personal y confidencial o simplemente para dar la vara.

Sí, esos que llegaban a todas horas y nos ofrecían, conocer el nombre de nuestro amor verdadero, ganar dinero desde casa, abdominales marcados en 10 días, un vudú que adivinaba todo, un ciudadano de Nigeria que por poco dinero nos regalaba una gran herencia, una niña que necesita tu ayuda… Y muchos de ellos, nos dejaron años de mala suerte y grandes desgracias por no reenviarlos 😉

Es importante destacar que el Spam es ilegal en muchos países. Y que los usuarios cuentan con varias vías para protegerse empezando por la vía judicial, aunque ante la prevención, existen filtros y software que “bloquean” la llegada de este tipo de contenidos.

Pero lo cierto, es que esta historia ya no acaba y empieza en tu correo electrónico. Estamos en la era digital y el Spam y su concepto, se ha extendido como la gripe.

Aunque el Spam, está muy mal visto y castigado. Es el pan de cada día, y se utiliza cada vez más y más, mediante publicidad no solicitada, incluyendo aquella que llega a nuestro móvil, aparece en foros y en blogs. A través de redes sociales, con publicaciones que nos prometen cosas como, ¿Quién mira tu perfil?, consigue un nuevo color para tu muro, o cuál es tu tatuaje según tu personalidad.

Y sobre todo, el que entre todos movemos desde el desconocimiento de que es Spam, se hace de diversas formas y a través de diferentes medios.

Y es que, cuando desde nuestro WhatsApp enviamos el típico mensaje en cadena, ya sea el negro del poll.. o una ayuda para el alzhéimer, estamos entrando en el juego del spam.

En las redes sociales pasa exactamente lo mismo. Pongamos, por ejemplo, el Facebook, todos los mensajes o las publicaciones en los que se te obligue a hacer alguna acción, ponga usted Amén o Comente, publica esto en tu muro durante una hora, etiqueta a Juan, las múltiples invitaciones a páginas o eventos, los etiquetados masivos, las publicaciones sin sentido en los muros de otros, pedir un like de manera compulsiva, el gran número de pedidas de solicitudes de amistad a personas que no conoces…

pm-julio

Para resumir, todo aquello que no se quiera volver a recibir, es declarado SPAM.

¿Y… Sabes de dónde salió este término?

Pues resulta ser una historia muy interesante y divertida.

Originalmente la palabra SPAM surgió como abreviatura de “Spiced Ham” (Jamón con especias), y fue la marca usada por la empresa charcutera estadounidense Hormel Foods. Cuando en 1957 lanzó al mercado su nuevo producto, carne enlatada. La cual, se hizo bastante popular debido a que no tenías que utilizar abrelatas y, además, durante la segunda guerra mundial fue utilizada como alimento de los soldados británicos y soviéticos.

latas

Pero la asociación de la palabra Spam, con el correo electrónico basura (algo abundante y que nadie quiere), surge muchísimos años después, gracias a un sketch de los humoristas británicos “Monty Python”.

Estos, se burlan de la popularidad del producto de la Hormel Foods, la carne enlatada.

En el sketch, la camarera de una taberna recita los platos del día a unos clientes.

Un menú donde todo, contiene spam.

Huevo y spam

Huevo, tocino y spam

Huevos, bacon, salchichas y spam

Spam, bacon, salchichas y spam

Spam, huevo, spam , spam, bacon y spam

Spam, spam, spam, huevo y spam

Spam, spam, spam, spam, spam, spam, judías, spam , spam, spam y spam

Langosta thermidor rellena de camarones, con una salsa Mornay , adornada con paté de trufa al brandy, un huevo frito encima y spam.

Dando lugar a una escena muy divertida a la par de absurda, ya que la clienta que no quiere spam, es atacada mediante gritos y cantos del resto de los comensales que consideran que el spam es maravilloso.

De esta manera, y a partir de ese momento, debido a la persistente repetición de la palabra spam durante todo el sketch, dicho termino quedó ligado a algo cansino, abundante, molesto y que nadie desea.

Aunque según Brad Templeton, autor del libro “Origin of the term “spam” to mean net abuse”, es en el año 1993, cuando alguien se acordó de los Monty Python, y decidió calificar al correo electrónico no deseado de nuestra bandeja de entrada, como spam.

Bueno esto es todo por mi parte, ahora ya saben…

Si no reenvían este post a 500 contactos en los próximos 10 minutos. Dentro de tres días será lunes otra vez y tendrás que trabajar tooodoo el día, no sin antes madrugar, preparar el desayuno, llevar los niños al colegio, poner gasolina, buscar aparcamiento y tomar un café rápido en el bar de la esquina.

Pero si lo mandas, mañana amanecerá sábado… Lo dejo en tus manos 😉