#Hashtags ¿Sabes cómo usarlos?

#Hashtags ¿Sabes cómo usarlos?

Los hashtags son una herramienta de comunicación, que a estas alturas todo el mundo conoce, pero muchos no saben qué son, para qué sirven y cómo se utilizan.

.Hash: Se trata de este signo “#” en inglés, que en castellano es llamado almohadilla.

.Tag: Significa etiqueta en inglés.

kitchen-logic

Si una palabra o un conjunto de palabras (sin espacios entre sí) son precedidas por el símbolo “#”, se convierte en un hashtag (etiqueta), por lo que automáticamente se destacará dentro una temática o se agrupará en un conjunto de conversaciones.

La utilización del hashtag en las redes sociales tiene una finalidad principal, que es, otorgar mayor visibilidad a una publicación. Se trata de una fórmula para ordenar a través de etiquetas, la gran cantidad de contenidos que se comparten en las redes sociales. Por lo que permiten a los usuarios, encontrar información y contenidos de las temáticas de su interés de una manera rápida y sencilla.

Se utilizan como estrategia, para dar a conocer contenidos importantes, noticias destacadas o resaltar nuevas acciones de marcas o empresas. Como es el caso de Coca-Cola y su #CCME

Cuando un hashtag es empleado por muchos usuarios de una red social, en un corto periodo de tiempo, se vuelve tendencia, de ahí que algunos temas sean más populares que otros. Esto es, lo que en Twitter es llamado trending topics “TT”.

Aunque, está comprobado que usar hashtags puede ser muy beneficioso para la visibilidad de nuestros contenidos, su uso mal empleado, puede resultar todo lo contrario.

Hablemos entonces de los hashtags en Instagram, y por qué Instagram, pues muy sencillo. Como es bien sabido, en otras redes sociales como Twitter o Facebook se recomiendan un uso máximo de 2 hashtags, para no saturar, y en el caso de Facebook sólo se recomienda su uso cuando se piense que el tema es lo suficientemente relevante como para destacarlo; Pero en Instagram, se recomienda utilizar muchísimos más, puesto que su uso está relacionado con la viralidad de nuestras fotografías. Pero, ¿hasta dónde podemos extendernos?

Pues según la política de Instagram, la respuesta es 30 hashtags. Aunque me parece un número excesivo, y no creo que sea necesario, ni apropiado llegar a utilizarlos todos, ya que como dijo Ludwig Mies van der Rohe, “Menos, es más”.

gatorayashasht

Ilustración: Alicia Maravillas Creatives.

Otra cosa a tener en cuenta, es que Instagram dentro de su política ha bloqueado o baneado algunos términos y aunque la explicación por parte de Instagram, ha sido:

“Hemos parado de servir resultados (tanto en la app, como en la API) para algunas etiquetas que eran demasiado genéricas y no proporcionaban suficiente valor al usuario final”

La verdad, es que muchos de estos términos pueden dar pie a contenidos obscenos, racistas o poco limpios, como es el caso de #sex #fetish #nude #xxx #WhitePower #weed…

También están bloqueados algunos hashtags que parecen inofensivos como:

#Popular, #PopularPage, #Photography, #iPhone… bloqueados, como bien han dicho por ser muy genéricos y, como todos los demás, para controlar el Spam

Otros errores comunes en la publicación de hashtags que conviene evitar son:

.Utilizar hashtags complejos: #CCMEelmejorfestivaldemúsicaaadelahistoriiaa

.Escribir un hashtag demasiado largo: #loestamospasandogenialenelCCME

.Publicar hashtags que no están relacionados con el contenido compartido: #megustaelcolacao

.Poner un hashtag después de cada palabra: #el #mejor #festival #de #música #CCME

.No dejar espacios entre hashtag y hashtag: #cocacola#festival#música#CCME.

Estos son, algunos de los hashtags más populares para tu día a día:

#amor #feliz #fotodeldía #sonreír #amigos #divertido #moda #comida #lomejordeldía #estilo #familia #lol #vida #sol #fiesta #música #naturaleza #belleza #noche #aptitud #atardecer #bonito #love #beautiful #me #photooftheday #happy #food #selfie #like #friends #fashion #music #nofilter #nature #life

Antes de despedirme, les dejo un truco para encontrar los hashtags adecuados. Sólo debes hacerte una pregunta ¿Qué palabras buscaría yo, para encontrar una publicación de mi agrado? #socialmedia #communitymanager #marketingdigital o #cocacola

Si te has gustado #elartículo, #compártelo

Besazos digitales,persons-0182_large

@Nataliagoncal.

Anuncios
El Spam, más allá de tu correo

El Spam, más allá de tu correo

ahoraa

En un principio se consideraba Spam al envío masivo de Correos electrónicos no solicitados. Utilizado por jackers, sectas, empresas mal aconsejadas… Con la finalidad de publicitarse, ganar dinero, estafarte, conseguir información personal y confidencial o simplemente para dar la vara.

Sí, esos que llegaban a todas horas y nos ofrecían, conocer el nombre de nuestro amor verdadero, ganar dinero desde casa, abdominales marcados en 10 días, un vudú que adivinaba todo, un ciudadano de Nigeria que por poco dinero nos regalaba una gran herencia, una niña que necesita tu ayuda… Y muchos de ellos, nos dejaron años de mala suerte y grandes desgracias por no reenviarlos 😉

Es importante destacar que el Spam es ilegal en muchos países. Y que los usuarios cuentan con varias vías para protegerse empezando por la vía judicial, aunque ante la prevención, existen filtros y software que “bloquean” la llegada de este tipo de contenidos.

Pero lo cierto, es que esta historia ya no acaba y empieza en tu correo electrónico. Estamos en la era digital y el Spam y su concepto, se ha extendido como la gripe.

Aunque el Spam, está muy mal visto y castigado. Es el pan de cada día, y se utiliza cada vez más y más, mediante publicidad no solicitada, incluyendo aquella que llega a nuestro móvil, aparece en foros y en blogs. A través de redes sociales, con publicaciones que nos prometen cosas como, ¿Quién mira tu perfil?, consigue un nuevo color para tu muro, o cuál es tu tatuaje según tu personalidad.

Y sobre todo, el que entre todos movemos desde el desconocimiento de que es Spam, se hace de diversas formas y a través de diferentes medios.

Y es que, cuando desde nuestro WhatsApp enviamos el típico mensaje en cadena, ya sea el negro del poll.. o una ayuda para el alzhéimer, estamos entrando en el juego del spam.

En las redes sociales pasa exactamente lo mismo. Pongamos, por ejemplo, el Facebook, todos los mensajes o las publicaciones en los que se te obligue a hacer alguna acción, ponga usted Amén o Comente, publica esto en tu muro durante una hora, etiqueta a Juan, las múltiples invitaciones a páginas o eventos, los etiquetados masivos, las publicaciones sin sentido en los muros de otros, pedir un like de manera compulsiva, el gran número de pedidas de solicitudes de amistad a personas que no conoces…

pm-julio

Para resumir, todo aquello que no se quiera volver a recibir, es declarado SPAM.

¿Y… Sabes de dónde salió este término?

Pues resulta ser una historia muy interesante y divertida.

Originalmente la palabra SPAM surgió como abreviatura de “Spiced Ham” (Jamón con especias), y fue la marca usada por la empresa charcutera estadounidense Hormel Foods. Cuando en 1957 lanzó al mercado su nuevo producto, carne enlatada. La cual, se hizo bastante popular debido a que no tenías que utilizar abrelatas y, además, durante la segunda guerra mundial fue utilizada como alimento de los soldados británicos y soviéticos.

latas

Pero la asociación de la palabra Spam, con el correo electrónico basura (algo abundante y que nadie quiere), surge muchísimos años después, gracias a un sketch de los humoristas británicos “Monty Python”.

Estos, se burlan de la popularidad del producto de la Hormel Foods, la carne enlatada.

En el sketch, la camarera de una taberna recita los platos del día a unos clientes.

Un menú donde todo, contiene spam.

Huevo y spam

Huevo, tocino y spam

Huevos, bacon, salchichas y spam

Spam, bacon, salchichas y spam

Spam, huevo, spam , spam, bacon y spam

Spam, spam, spam, huevo y spam

Spam, spam, spam, spam, spam, spam, judías, spam , spam, spam y spam

Langosta thermidor rellena de camarones, con una salsa Mornay , adornada con paté de trufa al brandy, un huevo frito encima y spam.

Dando lugar a una escena muy divertida a la par de absurda, ya que la clienta que no quiere spam, es atacada mediante gritos y cantos del resto de los comensales que consideran que el spam es maravilloso.

De esta manera, y a partir de ese momento, debido a la persistente repetición de la palabra spam durante todo el sketch, dicho termino quedó ligado a algo cansino, abundante, molesto y que nadie desea.

Aunque según Brad Templeton, autor del libro “Origin of the term “spam” to mean net abuse”, es en el año 1993, cuando alguien se acordó de los Monty Python, y decidió calificar al correo electrónico no deseado de nuestra bandeja de entrada, como spam.

Bueno esto es todo por mi parte, ahora ya saben…

Si no reenvían este post a 500 contactos en los próximos 10 minutos. Dentro de tres días será lunes otra vez y tendrás que trabajar tooodoo el día, no sin antes madrugar, preparar el desayuno, llevar los niños al colegio, poner gasolina, buscar aparcamiento y tomar un café rápido en el bar de la esquina.

Pero si lo mandas, mañana amanecerá sábado… Lo dejo en tus manos 😉

 

Calendario de publicaciones y contenidos

Calendario de publicaciones y contenidos

La creación de contenidos es el elemento más importante dentro del marketing digital, por lo que se trata una tarea que no se puede dejar a la improvisación o para última hora.

calendario-2

En primer lugar, se deben determinar las ideas, una vez elegidos los temas, los contenidos deben quedar bien fijados y definidos. Todo buen profesional que se dedique a la creación de contenidos, debe tener una fórmula que le permita planificarlos y de esta manera llevar a cabo la estrategia a seguir, para conseguir el éxito.

Es aquí donde se recomienda crear una plantilla (puede ser de Excel o Word por ejemplo) que nos permita detallar y organizar el contenido en días, semanas y meses. En esta plantilla vamos a señalar los días, las horas, los temas, las estrategias y las redes donde serán publicados.

Este es un ejercicio muy beneficioso para el posicionamiento, la interacción y la difusión de nuestra marca, en las distintas redes sociales o en nuestro blog.

calen-blog

Este es un ejemplo de plantilla de mi Blog en el mes de septiembre. Yo lo preparo, mínimo, de un mes para otro.

Un calendario de contenidos, nos permitirá ser más productivos, ir en sintonía con la estrategia de nuestra marca en todos sus ámbitos, mejoraremos la coordinación de las tareas con otros colaboradores o figuras esenciales en la creación de contenidos como puede ser el content curator, mantendremos nuestra audiencia y seguidores activos debido al flujo constante de contenidos en nuestras redes o blog y lo más importante optimizaremos nuestro tiempo.

Trabajar bajo presión es una de las situaciones más desastrosas y estresantes con las que te puedes encontrar. Tener un planning o calendario de contenidos nos ayuda a administrar mejor nuestro tiempo, por lo que trabajaremos a gusto, con las ideas más claras y nos ahorraremos muchísimas sorpresas.

En la web podemos encontrar una gran variedad de plantillas o herramientas para este fin, aunque como les dije antes, también podemos crearlas nosotros mismos (acepto que me gusta hacerlo) 😉

Las plantillas del Drive son un recurso bastante adecuado y eficaz para organizarnos, y quizás bajo mi punto de vista, estas junto a Google Calendar serían las más recomendadas ya que soy muy fan de utilizar elementos que pertenezcan al paquete de Google. Además, son gratuitas, editables, están ahí muy tranquilas en su nube y se pueden compartir fácilmente con quien quieras.

Igualmente, comparto otras opciones, porque ya se sabe que… Para gustos colores herramientas 🙂

.Future Posts Calendar

.Edit Flow

.Stresslimit Editorial Calendar

.Postcron.com

.Contently

Hasta la próxima…Besazos digitales persons-0182_large

@Nataligoncal

 

 

Quien bien te quiere te lo dirá

Quien bien te quiere te lo dirá

Habitualmente, y aquí pocos nos salvamos, hemos tenido la tentación de lanzar mensajes indirectos que van directo a la yugular de alguien con el que mantenemos alguna discrepancia que otra. Es tan habitual tener la tentación como criticar, hasta hacer sangre, a quien lo haga. Lo cierto, es que el morbo es muy poderoso y sin grandes conocimientos en psicología, es fácil darse cuenta que somos muchos los que curioseamos cuando alguien muestra enfado en sus publicaciones. Valga que yo lo he aprendido equivocándome… 

Pues bien, al grano, la libertad de expresión está para utilizarla, ahora bien, mi consejo es que meditemos aquello que publicamos en nuestras redes sociales, porque no es lo que dices sino lo que comunicas. 

Son muchísimas más personas de las que pensamos las que nos leen, evitan dar un “like” o un “RT” para que no quede rastro de la visita a nuestros sitios, quién sabe si ese mensaje hiriente y merecido a quien nos ha molestado  puede llegar a los ojos equivocados y proyectar una “mala reputación digital” de nosotros, algo que desde mi punto de vista es completamente innecesario. 

Claro que puedes limitar el público al que quieres dirigir tus publicaciones y además limitar el acceso a tu perfil a cuantas personas quieras, pero esa no es la cuestión, la cuestión es valorar si realmente querías subir a internet o no ese texto que te define y que se puede interpretar libremente, es el riesgo de arrepentirte al publicar algo que forma parte de una disputa entre dos o tres y que puede llegar a destinatarios equivocados, algo que quién sabe si simplemente es un enfado pasajero o si pasado unos días quizá no tenemos la absoluta razón, porque mira que es difícil llevarla al 100%. 

Y me pregunto, después de desahogarte con toda la sátira posible del momento, ¿Solucionaste el problema? ¿Tienes doble problema ahora? 

En resumen, lo que publicamos en internet sobre nosotros nos define y por consiguiente puede darnos un punto a favor o en contra. 

Conclusión, los resultados los obtendrás por lo que hagas, en internet, también por lo que publicas.

@nataliagoncal 

 Y esta entrada la escribí mientras escucho un tema ideal para acompañar el repertorio, una contradicción como otra cualquiera 😉 ¿Qué hablen de mí?